¿Qué tipo de inversionista eres según la psicología?

¿Qué tipo de inversionista eres según la psicología?

Existen muchas formas de clasificar a los inversionistas; sin embargo, quizá ninguna es tan interesante como la que propone el estudio Finanzas Conductuales: La Psicología de la Inversión.

 

Realizado por el Instituto de Investigación de Credit Suisse y la Universidad de Zurich en Suiza, el estudio sugiere que existen cuatro tipos de inversionistas:

 

1. Intuitivos

 

 

Son inversionistas que toman decisiones (a veces buenas, a veces malas) en función de sus emociones y que, a consecuencia de ello, suelen ser un tanto impulsivos.

 

Desde una perspectiva positiva, son personas que poseen un alto grado de sensibilidad, rasgo que, canalizado adecuadamente, puede ayudarles a ser más proactivos y creativos con sus finanzas.

 

Desde una perspectiva negativa, son inversionistas que fácilmente pueden perder de vista sus objetivos y ser demasiado optimistas o demasiado pesimistas.

 

2. Exploradores

 

 

Como su nombre lo sugiere, los inversionistas exploradores se caracterizan por ser curiosos, lo que los impulsa a buscar alternativas de inversión distintas a las tradicionales.

 

Su principal ventaja radica en su espíritu explorador, característica que los ayuda a cuestionar mitos financieros y que les permite descubrir oportunidades para hacer crecer su dinero.

 

Por otra parte, la desventaja de los inversionistas exploradores es que, en su afán de buscar instrumentos innovadores, pueden ser poco cautelosos y correr riesgos demasiado elevados.

 

Cetes, pagarés, afores… ¿en qué invertir? Haz clic y descúbrelo

 

3. Realistas

 

 

A diferencia de los inversionistas intuitivos, los inversionistas realistas difícilmente son gobernados por sus emociones y suelen ser muchísimo más cautelosos al tomar decisiones.

 

Desde un punto de vista positivo, son personas que rara vez asumen riesgos que no pueden enfrentar, algo que, hasta cierto punto, les ayuda a conservar su estabilidad financiera.

 

Desde un punto de vista negativo, suelen ser demasiado conservadores y seleccionar instrumentos que ofrecen bajos rendimientos, desaprovechando oportunidades que les permitan acelerar el crecimiento de su inversión.

 

4. Estratégicos

 

 

Son inversionistas que se distinguen por tomar decisiones equilibradas y con base en argumentos sólidos, dejando de lado emociones o conductas que nublen su razón.

 

Su profunda capacidad de análisis y sangre fría son habilidades que les permiten evaluar objetivamente sus alternativas de inversión y los riesgos que pueden o no asumir.

 

Como podrás darte cuenta, esta categoría reúne todas las cualidades de las tres anteriores. ¡Lo único malo de esta clase de inversionistas es que no hay muchos como ellos!

 

Si quieres invertir mejor, haz clic aquí

 

Comentarios

comentarios