Open banking: ¿qué es y cómo te beneficia?

 

En 2019, entró en vigor la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, mejor conocida como Ley Fintech, que obligó a las empresas del sector a solicitar una licencia de operación y ajustarse a la regulación.

 

Sin embargo, hay un punto que aun no se ha puesto en marcha y es uno de los ejes centrales del documento: el Open Banking.

 

 

Pero, antes de que entre en funciones, ¿sabes qué es y cómo te beneficia como cliente de instituciones financieras? En este artículo te lo decimos:

 

¿Qué es?

 

Esa es una de las dudas más grandes que existen, ya que en México no hemos tenido nada similar.

 

El Open Banking es, básicamente, la posibilidad de que los bancos y otras instituciones financieras compartan tu información entre ellos. Obviamente, para poder hacerlo, primero requerirán de tu aprobación.

 

Esto será posible mediante Interfaces de Programación de Aplicaciones (API, por sus siglas en inglés), que las empresas están obligadas a crear, bajo estrictos estándares de seguridad, con el fin de proteger tu información.

 

¿Cómo te beneficia?

 

Existen varias maneras en las que este nuevo modelo de banca abierta te favorece, pero aquí te enumeramos las tres más relevantes:

 

1. Eres dueño de tu información

 

¿Recuerdas cuando se emitió la Reforma a las Telecomunicaciones y te volviste dueño de tu número telefónico? Pues algo similar pasará ahora con tu información financiera, ya que las instituciones no serán sus dueñas, sino que tú podrás acceder a ella y compartirla con quien tú quieras.

 

 

Recuerda que debes ser precavido y no autorizar dar tus datos a cualquier institución, sin antes asegurarte de que sea confiable, así evitarás múltiples problemas, por ejemplo, el robo de identidad.

 

2. Podrán ofrecerte mejores servicios

 

Al compartir tu información financiera con otras instituciones, éstas podrán conocer, además de cómo has pagado los créditos, qué tasas has obtenido y otorgarte mejores condiciones.

 

 

Además, podrán ofrecerte productos mucho más personalizados, gracias al análisis que harán de tus datos financieros, por ejemplo, un crédito para liquidar tus deudas.

 

3. Más competencia

 

Para ti como usuario, siempre, la competencia será un buen signo, ya que así es como surgen las mejores prácticas en cualquier tipo de empresas, y esto es uno de los objetivos que tiene, una vez entrando en función, el Open Banking.

 

Las instituciones financieras competirán más y mejor entre sí, teniendo mucha más información en la cual basarse antes de otorgarte un producto, el cual, en teoría, debería mejorar tus finanzas.

 

Aun no se sabe con exactitud cuándo deberá estar en funcionamiento el Open Banking, ya que las instituciones involucradas en la regulación, como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, entre otras, tienen hasta marzo de 2020 para dar a conocer las disposiciones secundarias.

 

 

Éstas, ayudarán a saber cuáles serán las reglas de operación que tendrá y cómo se regulará. A partir de ello, las entidades financieras trabajarán en los cambios que requieran, para poder compartir la información de sus clientes, sin poner en peligro su seguridad.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Conocer algún otro beneficio del Open Banking? ¿Crees que será un avance importante en México? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments