¿Es buena idea tener tarjetas adicionales?

 

Si eres titular de una tarjeta de crédito o departamental, seguramente te han ofrecido obtener tarjetas adicionales. Pero ¿qué tan buena idea es tenerlas?

 

 

En realidad, obtener uno de estos plásticos casi nunca es buena idea y aquí te decimos ¿por qué?

 

1. Incrementan tu deuda

 

Todo lo que se paga con las tarjetas adicionales, se suma a la deuda del titular, por lo que si a quien le otorgaste un plástico extra no paga el total cada mes, los intereses se te acumularán.

 

 

Así que, si ya estás a punto de tramitar la tarjeta adicional, piensa si la persona que la manejará realmente es buena para pagar. Si no, prepárate para obtener una deuda que no es tuya.

 

Y si llegas a tener ese problema, pero aún tienes tus deudas bajo control, no olvides que un préstamo personal puede ayudarte a obtener una mejor tasa y pagar menos intereses.

 

2. Te cobran comisiones

 

Muchas veces, las instituciones financieras te cobran más comisiones por otorgarte una de estas tarjetas. Por ejemplo, puede que te incrementen la anualidad.

 

Considera si puedes cobrarle sin complicaciones, a la persona que manejará tu tarjeta adicional, estos cobros extras que se harán a tu cuenta.

 

3. Pueden afectar tu score

 

El compartir tu límite de crédito con alguien más puede llevarte a rebasar el 50 por ciento de éste y eso Buró de Crédito no lo tomará como una buena señal, ya que considerará que no tienes control.

 

 

Además, debes considerar que ahora serán dos personas las que deben recordar en qué fecha pagar la tarjeta, lo que puede ser complicado, si uno de los dos no tiene suficiente disciplina. Esto, recuerda, también afecta tu historial.

 

4. Pueden dejarte sin crédito

 

En caso de que tu cotitular no se sepa medir, una tarjeta adicional puede dejarte sin crédito en la tuya, ya que, como lo dijimos al inicio, está ligada a tu línea.

 

 

Así que, si sabes que la persona que tendrá el plástico extra no se sabe medir con las compras, evita otorgársela, si no quieres tener problemas a la hora de utilizarla.

 

5. No generan historial para quien las utiliza

 

Quien sea el responsable de utilizar la tarjeta adicional que obtendrás, no generará un historial crediticio, ya que la cuenta y la línea seguirán siendo tuyas, así que no es una ayuda en ese sentido.

 

Si la persona a la que le otorgarías el plástico no cuenta con historial, lo mejor sería buscar una tarjeta básica que le ayude a comenzarlo, sin necesidad de poner el tuyo en juego.

 

Adquirir una tarjeta adicional es como tramitar un préstamo por alguien más o ser aval, puede dejarte con una deuda enorme. Así que piénsalo dos veces antes de tramitarla.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Tienes tarjetas adicionales? ¿Alguna vez has tenido un problema por este motivo? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments