¿Cómo saber si tienes una deuda tóxica?

 

Aceptémoslo, casi todos tenemos deudas, pero no siempre llegan a acabar con nuestras finanzas.

 

En este artículo, te diremos cómo detectar si tu deuda es o se está convirtiendo en tóxica y te urge salir de ella.

 

1. Pagas una tasa superior al 40 por ciento anual

 

Una tasa del 40 por ciento anual hará que, en el primer atraso, tu deuda aumente de forma exponencial y en un año podrías tener algo impagable.

 

 

Si aún tienes tus deudas bajo control, pero estás pagando muchos intereses, busca un préstamo personal con una tasa más baja para transferir o consolidar el saldo de tus tarjetas y préstamos bancarios.

 

2. Destinas más del 30 por ciento de tus ingresos

 

Tus deudas, sin importar de qué sea, no deben superar este porcentaje de tus ingresos mensuales, por lo que, si las tuyas ya lo hicieron, estás en riesgo de que se conviertan en tóxicas.

 

 

3. No sabes cuánto debes

 

Si de plano te da miedo revisar tu estado de cuenta o hace mucho que no revisas la cantidad que debes, es momento de aceptar que tu deuda se salió de control.

 

 

4. Pagas y pagas y la deuda no se reduce

 

Si eres de los que ven su estado de cuenta mes con mes y, por más que pagan, su deuda no disminuye, puedes estar seguro de que tienes una deuda tóxica.

 

 

5. Te cuesta conciliar el sueño

 

Si tu deuda te mantiene despierto durante la noche, pensando cómo pagarla, lamentamos decirte que tu deuda es sumamente tóxica.

 

¿Qué hacer?

 

A pesar de que en este momento no veas una salida para tu deuda, si nunca has dejado de pagarla, tienes posibilidades de encontrar una institución financiera que te ayude.

 

Lo que debes hacer es buscar una empresa que te ofrezca una tasa mucho menor a la que estás pagando y con un plan a pagos fijos. Lo que te ayudará a saldar tu deuda actual y sólo quedarte con la que acabas de adquirir.

 

Esta acción se conoce como consolidación de deuda y es una buena alternativa cuando tu deuda es tan tóxica, que ya ni siquiera puedes salir a divertirte sin pensar en ella.

 

Claro que también tienes la opción de reestructurarla, lo cual podrás hacer con la misma institución financiera en donde la tienes actualmente. Pero, esto dejará una mancha en tu historial y, seguramente, no pagarás menos intereses al hacer esto.

 

Evita que tu deuda sea tóxica

 

Aunque no lo creas, sí es posible, lo único que debes hacer es seguir algunas recomendaciones, antes y después de haberla adquirido.

 

1. Revisa la tasa de interés

 

Antes de adquirir un crédito o un préstamo con cualquier institución, verifica que la tasa de interés que te ofrecen sea menor al 40 por ciento, lo cual ayudará a que no crezca exponencialmente.

 

2. Paga siempre a tiempo

 

Si pagas a tiempo evitarás que tu deuda crezca a niveles exorbitantes, ya que no se cargará más interés del que ya de por sí pagas. Además, te evitarás una mancha en tu buró.

 

3. Evita destinar más del 30 por ciento de tus ingresos

 

Siempre ten en cuenta que tus deudas no deben superar este porcentaje, ya que eso te ayudará a no sobreendeudarte será mucho más difícil que se salgan de control.

 

Además, te invitamos a seguir estos 5 pasos para alcanzar tu libertad financiera.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Qué otras cosas pueden indicarte que tu deuda es tóxica? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments