¿Diferiste los pagos de tus tarjetas? ¡Prepárate!

 

Si todo sale bien, a partir de junio los sectores productivos y las personas volveremos gradualmente a nuestras actividades en gran parte del país.

 

Y eso es una buena noticia para muchos, especialmente para la banca…

 

 

Como ya debes saberlo, cuando comenzó la pandemia, los bancos dieron a conocer diferentes esquemas de apoyo, los cuales en su mayoría consistían en diferir los pagos de tarjetas de crédito.

 

De esta manera, la gente que se vio en la necesidad de hacerlo pudo suspender el pago de sus tarjetas sin el cobro de intereses moratorios ni recargos.

 

Hasta ahí, todo muy bien. Sin embargo, conforme pase el tiempo, esa “solución” puede convertirse en un problema del que pocos están hablando, un problema que puede ser muy grande.

 

Deudas por tarjetas, la pandemia que viene

 

Una vez que concluyan los plazos de los apoyos de los bancos, todo indica que muchas personas enfrentarán un riesgo financiero considerable por las deudas con sus tarjetas de crédito, principalmente por cuatro motivos:

 

  1. Es probable que ahora deban más. A menos que no hayan utilizado sus tarjetas durante toda la cuarentena, no sólo deberán cubrir los pagos diferidos y sus respectivos intereses ordinarios, sino que también deberán pagarle al banco lo que hayan consumido en este tiempo. Recuérdalo: la casa nunca pierde.

 

  1. Si no pagan, les van a cobrar intereses moratorios. Terminada la prórroga, si no cumplen en tiempo y forma con sus pagos, esa deuda por la que no pagaron durante este periodo, y que ahora probablemente sea más grande y difícil de pagar, terminará generándoles altos intereses moratorios. ¿Notas cómo todo vuelve a la normalidad?

 

  1. Antes de la pandemia, las tasas ya eran abusivas. Según cifras del Banco de México, cerca de 20 millones de mexicanos pagan tasas de casi el 70 por ciento por sus tarjetas y créditos personales bancarios. Esto, pese a que la tasa de referencia, indicador que sirve para determinar el costo de los créditos, se ha reducido de manera considerable y sostenida en los últimos meses.

 

  1. Desempleo y desaceleración económica. Los efectos de la pandemia en el empleo y la economía familiar se evidenciarán en los próximos meses. Seamos realistas, esto apenas empieza. El paro de la mayoría de los sectores productivos y su lenta reactivación van a provocar un duro impacto en los ingresos de las personas a corto y mediano plazo, nos guste o no.

 

 

¿Cómo te puedes preparar?

 

Si tuviste que diferir los pagos de tus tarjetas, todavía estás a tiempo de conservar tu tranquilidad financiera, sólo date prisa y sigue estos pasos:

 

  1. Revisa a partir de cuándo deberás comenzar a pagar nuevamente tus tarjetas.

 

  1. Averigua a cuánto asciende el monto total de tus deudas, así como la tasa que pagarías.

 

  1. Consolida o transfiere tus deudas con un préstamo personal que te cobre una tasa más baja.

 

¿Sabías que si consolidas o transfieres las deudas de tus tarjetas puedes ahorrarte hasta la mitad de intereses? Si quieres calcular cuánto puedes ahorrarte, ¡haz clic en el siguiente enlace!

 

Usa nuestro simulador, ¡descubre cuánto puedes ahorrar!

 

 

¿Te gustó el artículo? ¡Compártelo y déjanos tus comentarios!

 

Facebook Comments