¿Por qué pagamos créditos caros?

 

Seguro ya lo habías pensado, pero, nadie te lo había confirmado: México tiene una de las tasas de interés, para todo, más altas del mundo.

 

Y sí, mucho tiene que ver que las instituciones financieras tradicionales quieran ganar mucho dinero, pero debemos aceptar que los usuarios también tenemos la culpa y aquí te explicamos por qué:

 

1.- “Si lo puedo pagar, lo acepto”

 

 

Ese pensamiento es el que ocasiona que terminemos pagando muchísimos intereses, incluso, a veces, sin darnos cuenta. Y es que, ¿cuántas veces no nos han ofrecido cierta cantidad, con pagos semanales y a poco tiempo?

 

Bueno, pues esos créditos, normalmente, son los más caros, pero no nos fijamos en la tasa anual, ni en el Costo Anual Total (CAT), porque “sí lo puedo pagar” y esa no debería ser la premisa.

 

Recuerda que antes de adquirir un crédito, siempre, debes revisar las condiciones que se te ofrecen, lo cual incluye: tasa, CAT y cualquier otra comisión que se te cobre. Así, si lo rechazas por los intereses

 

2.- Muchos usuarios no pagan

 

 

Seguramente este no es tu caso, pero hay un gran número de personas que solicitan créditos y dejan de pagarlo. Así que, como dice el dicho, “pagan justos por pecadores”.

 

Esto, obviamente, es porque las instituciones financieras tradicionales no pueden dejar de ganar, así que lo que no le pueden cobrar a aquellos que no pagan, que son entre el 4 y el 16 por ciento del total, lo cobran a quienes sí.

 

Dicho sea de paso, y sin el ánimo de defender a las instituciones, México tiene una de las carteras vencidas más altas, sobre todo en tarjetas de crédito.

 

3.- Escoges instituciones con sucursales

 

Las instituciones tradicionales se manejan con sucursales, a donde hay que acudir para casi cualquier trámite, lo que hace que sus gastos de operación sean exorbitantes.

 

Y te preguntarás “¿cómo me afecta eso?”, bueno ¿quién crees que paga estos gastos? Exacto, tú con todos esos intereses que aceptaste al momento de pedir un préstamo.

 

 

En cambio, las instituciones financieras que operan 100 por ciento en línea tienen gastos de operación muchísimo más bajos, por lo que pueden otorgar créditos con tasas de interés mucho menores.

 

Así que ya lo sabes, la próxima vez que alguien te ofrezca un crédito con “pagos facilitos”, revisa bien las condiciones. Además, puedes comenzar a apostar más por las fintech, quienes tienen como objetivo hacer los productos financieros mejores para todos.

 

 

¿Te gustó el artículo? ¿Qué otra cosa crees que los usuarios hacen que alienta a las instituciones a seguir cobrando intereses altos? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments