¿Te conviene solicitar adelantos de nómina?

 

Si tienes tu nómina en una institución financiera, puedes solicitar adelantos de tu sueldo, en caso de tener una emergencia que así lo requiera, ¿lo sabías?

 

Y a pesar de que se escucha como un gran beneficio, en realidad no lo es tanto y en este artículo te explicaremos por qué.

 

¿Cómo funcionan?

 

Antes de iniciar a decirte por qué no te conviene tanto solicitar un adelanto, te explicaremos cómo funcionan exactamente.

 

Es, básicamente, un préstamo que te dará la institución financiera en donde tienes tu nómina, basándose en tus ingresos, y el cual deberás pagar, como máximo, dos meses después de que el dinero se vio reflejado en tu cuenta.

 

 

Este servicio puede ser contratado en línea, en los cajeros automáticos de las instituciones o en una sucursal, el cobro se realizará directamente en tu cuenta de nómina y no podrás aplazarlo, por lo que solo es para emergencias que puedas solucionar rápidamente.

 

Pero, como te lo decíamos al inicio, no es buena idea solicitarlo y estas son las tres razones principales:

 

1.- Comisiones

 

A pesar de que la institución financiera no te cobrará una tasa de interés por darte un adelanto de nómina, ya que, básicamente, te está prestando tu propio dinero; lo que sí hará es cobrarte otras comisiones.

 

 

Por ejemplo, la mayoría cobrará una comisión por apertura de, más o menos, el 6 por ciento del total solicitado. Es decir, te cobrarán por prestarte tu propio dinero.

 

2.- Menos flujo de efectivo

 

Una vez solicitado el adelanto, durante tus próximos dos o cuatro pagos tendrás menor flujo de efectivo, lo cual puede comprometer seriamente tus deudas y hasta tus gastos normales.

 

Este “préstamo” puede renovarse, cosa que te ofrecerá la institución y se puede caer en el error de hacerlo una y otra vez, debido al decremento en tu nómina.

 

3.- Debes pagarlo de inmediato

 

La financiera comenzará a cobrar tu adelanto de nómina justo en el siguiente pago que recibas, sin importar si el dinero lo recibiste en tu cuenta uno o dos días antes.

 

Así que piénsalo bien, porque si la emergencia por la cual lo estás pidiendo no se puede resolver en unos días y requiere de la mayor parte de tu sueldo para hacerle frente, ésta no debería de ser una opción para ti.

 

 

Pero, como sabemos que, tal vez, llegamos tarde a decirte todo esto y puede que ya lo hayas solicitado, te dejamos tres cosas que puedes hacer para no volver a hacerlo:

 

1.- Comienza un fondo de ahorro

 

Un colchón para emergencias siempre es la mejor forma de evitar tener que pedir un préstamo exprés o, en este caso, un adelanto de nómina, ya que con el dinero que tengas ahorrado podrás hacer frente a cualquier eventualidad.

 

2.- Consigue ingresos pasivos

 

Puede ser que una de las razones por las cuales necesites un adelanto de tu nómina es que tu sueldo ya no alcanza para cubrir tus gastos mensuales, por lo que puedes buscar ingresos pasivos, que te ayuden, como puede ser invertir o vender cosas que ya no utilices.

 

 

3.- Haz un presupuesto

 

Esto te ayudará a llegar a fin de mes y ahorrar, ya que podrás destinar solo un porcentaje de tus ingresos a cada uno de tus gastos. Recuerda que siempre debes cumplirlo y destinar una cantidad al ahorro.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Has pedido adelantos de nómina? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments