3 cosas que debes cuidar en tu historial crediticio

 

Cuando hablamos del historial de crédito, se cree que es algo sumamente complicado de entender y de mantener sin manchas, con el objetivo de que les aprueben créditos a futuro.

 

 

Sin embargo, no es así y, si realmente estás preocupado por mantener una buena calificación, aquí te diremos tres cosas, primordiales, que debes cuidar:

 

1.- Experiencia

 

Este aspecto es fundamental, ya que las instituciones financieras quieren saber si realmente sabes usar créditos, por lo que contar con una experiencia mínima de dos años, puede abrirte el camino para obtener préstamos.

 

Además, recuerda que lo ideal es que tengas distintos créditos. Por ejemplo, uno automotriz, una o dos tarjetas de crédito y una personal; ya que esto les dirá a las entidades, que sabes manejarlos.

 

 

Si aún no cuentas con experiencia y quieres comenzar, un plan para tu celular o poner el Internet de tu casa a tu nombre son excelentes formas de comenzar.

 

2.- Pago puntual

 

De nada servirá que logres tener tu tarjeta de crédito por más de dos años, si siempre, o más de una vez, te atrasas con tus pagos, ya que esto no solo te genera intereses, sino que las instituciones financieras sabrán que eres un tanto descuidado y es probable que no quieran prestarte.

 

Así que siempre intenta pagar a tiempo y no solo porque así tu historial estará limpio, sino porque tus finanzas se verán beneficiadas, porque pagarás mucho menos intereses.

 

 

Si eres sumamente olvidadizo, puedes hacer que tus créditos se cobren directamente de una cuenta en la que siempre tengas dinero, puede ser la de nómina; o descargar una aplicación que te recuerde de pagar.

 

3.- Evita el sobreendeudamiento

 

Tener un nivel de deuda adecuado también es importante, muchas veces creemos que no pasará nada si nos gastamos todo el límite de crédito de nuestra tarjeta, pero esto no podría estar más alejado de la realidad.

 

En realidad, lo ideal es que utilices menos del 50 por ciento, ya que esto les dirá a las instituciones que sabes cómo manejar tus límites. Además, será excelente para tu bolsillo, ya que gastar demasiado con una tarjeta puede hacer que tus ingresos se vean comprometidos.

 

 

Si ya cometiste el error de utilizar de más tu plástico, lo ideal será que empieces a pagar más de lo que te pide tu estado de cuenta, pueden ser solo 20 pesos extra, puede que al inicio no lo notes, pero con el paso del tiempo verás un gran avance.

 

Te aseguramos que, si sigues estos consejos, cualquier institución financiera te otorgará un crédito. Solo recuerda que tus deudas no deben superar el 30 por ciento de tus ingresos, con el fin de mantener sanas tus finanzas.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Cuál de estos tres aspectos crees que debes mejorar? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments