Estrés financiero: síntomas y cómo sobrellevarlo

 

Estamos viviendo un momento atípico, en donde muchas personas han perdido su empleo o los ingresos familiares se vieron reducidos, debido a la emergencia sanitaria por la COVID-19.

 

Esto ha generado que muchas personas comiencen a padecer estrés financiero, el cual puede afectar su calidad de vida. Es por eso que hablamos con Alejandro González, académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG), quien nos explicó cuáles son los síntomas y cómo sobrellevarlo.

 

 

¿Qué es el estrés financiero?

 

Antes de abordar cualquier otra cosa, es importante saber qué es este padecimiento y González lo explicó de la siguiente manera:

 

“Durante esta etapa, hay personas que perdieron su empleo o sus ingresos se vieron reducidos. Entonces, empieza a haber incertidumbre porque no sé si mañana voy a poder pagarle la escuela a mis hijos o si voy a poder comprar la comida. Eso nos lleva a una serie de emociones, como el miedo, y sensaciones físicas, que, en conjunto, se denominan estrés”, señaló.

 

 

Este padecimiento puede sobrellevarse con un conjunto de prácticas que podemos realizar en casa o requerir atención de un profesional, dependiendo de los síntomas y cómo nos sentimos al respecto.

 

¿Cuáles son los síntomas?

 

Según González, hay distintos síntomas a los cuales estar atentos, que pueden ser emocionales o físicos y que se van presentando conforme va avanzando el padecimiento, estos son algunos de ellos:

 

Emocionales:

 

-Sensación de tristeza.

 

-Miedo.

 

-Irritabilidad.

 

-Llanto incontrolable.

 

-Incapacidad para resolver un problema.

 

-Falta de concentración.

 

 

Físicos:

 

-Dolor de cabeza.

 

-Malestar estomacal.

 

-Agotamiento.

 

-Sueño alterado, puede ser dormir más o menos.

 

Otros:

 

-Aumento en consumo de alcohol o tabaco.

 

-Necesidad de comer grasas o dulces.

 

¿Cómo sobrellevarlo?

 

Si crees que estás padeciendo estrés financiero, lo primero que debes preguntarte es si esto está afectando considerablemente tu calidad de vida o no, ya que necesitarás realizar cosas distintas en cada caso, según González.

 

No me está afectando demasiado

 

 

Si el estrés financiero aun es manejable para ti, deberás hacer algunos cambios en tu vida, mientras tu situación económica mejora.

 

“Debemos hacer todas las adecuaciones necesarias para poder seguir cubriendo las necesidades básicas, eso reducirá nuestro estrés. Por ejemplo, a lo mejor ahorita podemos cancelar las suscripciones a los servicios de streaming y buscar apoyos que nos ayuden a solventar necesidades que antes teníamos como gastos, por ejemplo, si son alumnos de la Universidad, pedir que les presten una computadora, en lugar de comprar una”, dijo González.

 

Otra cosa que recomendó es no endeudarse, a menos que sea absolutamente necesario, y no vender cosas como la casa o el carro, ya que puede ser un motivo más de preocupación.

 

Sí está afectando mi vida

 

 

Si el estrés financiero te está sobrepasando, al grado de afectar tus relaciones personales o deprimirte, debes acudir con un especialista que te ayude a sobrellevarlo.

 

“Cuando creemos que esto ya nos sobrepasó, que no podemos nosotros solos o nos está llevando a tener ideas de muerte, lo mejor es acudir con un especialista, ya sea un psicólogo o un psiquiatra, para que nos ayuden. Esto es muy importante, porque el estrés puede afectar seriamente nuestra vida”, indicó González.

 

Si este es tu caso, pero no puedes pagar por ello, existen instituciones, como el DIF, que otorgan asesorías gratuitas o muy económicas, solo es cuestión de investigar un poco.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Crees que estás padeciendo de estrés financiero? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments