¿Ahorrar usando tu tarjeta de crédito? ¡Sí es posible!

 

Aunque en un primer momento te parezca que nuestro título es algo inverosímil, la verdad es que sí se puede ahorrar al usar una tarjeta de crédito, el único inconveniente es que muchas veces no sabemos cómo.

 

Así que, para ayudar a tus finanzas, en este post te diremos cómo utilizar correctamente tu plástico, con el objetivo de ahorrar:

 

1.- Descuentos exclusivos

 

 

Durante el año, las tiendas tienen descuentos a los que puedes acceder únicamente utilizando tu tarjeta de crédito y, en ocasiones, solo aplica con tarjetas de una institución bancaria en particular.

 

Así que, si necesitas comprar algo, no está de más que verifiques si existe alguna de estas promociones, con el fin de poder aprovecharla.

 

2.- Usa tus puntos

 

 

Casi todas las tarjetas de crédito te otorgan puntos por utilizarlas. La mayoría de ellas toma estos puntos como si fueran dinero extra, por lo que puedes pagar con ellos en algunos establecimientos y, así, ahorrar un poco. Además, algunas instituciones te permiten pagar la anualidad con estas recompensas.

 

Pero, si tu tarjeta es de esas que los puntos solo se cambian por premios y no necesitas ninguno por el momento, puedes canjear algunos y venderlos, así no perderás lo que has logrado y podrás ahorrar el dinero que obtengas.

 

3.- Evita pagar la anualidad

 

 

Muchas instituciones tienen formas de condonarte la anualidad de tu tarjeta, ya sea por un mínimo de compra anual o un número definido de transacciones que realices.

 

Así que, llama a tu banco e investiga si hay alguna forma de evitar pagar esta comisión, obviamente tienes que considerar el costo-beneficio de las condiciones que te pongan.

 

4.- Paga a tiempo y el total

 

 

Tu estado de cuenta tiene distintos montos que puedes pagar, por ejemplo, el pago mínimo, el mínimo para no pagar intereses y el total del adeudo. Con el objetivo de ahorrar y continuar usando tu tarjeta, siempre debes pagar el segundo o el último.

 

Además, siempre recuerda pagar a tiempo, lo cual te ayudará también a no generar intereses y, por lo tanto, a no pagarlos.

 

La recomendación es que todo el dinero que dejes de pagar en tu tarjeta o los artículos que compres con ella, si es que están en promoción, debes ahorrarlo. Así crearás tu fondo para emergencias mucho más rápido.

 

Sin embargo, si ya tienes este colchón creado, siempre puedes optar por invertir ese dinero. Recuerda que ahora existen empresas, como Yotepresto.com, que te permiten hacerlo desde 200 pesos.

 

¿Te gustó el artículo? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments