¡Cuidado con los meses sin intereses!

 

Sin duda, una de las promociones más buscadas es la de meses sin intereses, ya que nos ayuda a adquirir cosas de gran valor mucho más fácil.

 

Pero, como todo cuando se habla de créditos y plazos, hay que saber cómo usarla, para que no juegue en nuestra contra. Es por eso que aquí te dejamos los errores más comunes en los que puedes caer con esta promoción:

 

 

1.- Comprar de más

 

Los excesos siempre son malos y comprar cosas a meses sin intereses sin medida, será pésimo para tus finanzas, ya que puede dejarte sin liquidez mensual.

 

Recuerda que, de poco a poco, estos pagos pueden llegar a convertirse en miles de pesos que debes pagar mensualmente, dinero que, puede ser, no puedas tener todo el tiempo que dure el plazo.

 

2.- No hacer un presupuesto

 

Antes de comprar a meses, debes realizar un presupuesto en donde incluyas todos los gastos recurrentes que tienes, como servicios, comida, renta, entre otros; ya que los pagos de las compras que realices se sumarán a ellos.

 

Esto, obviamente, puede dejarte en aprietos económicos, porque puede ser que tus gastos queden muy altos y el flujo de dinero será el mismo, por lo que tendrás menos para ahorrar o tomar en caso de alguna emergencia o imprevisto.

 

3.- Atrasarte con tus pagos

 

 

Los meses sin intereses pueden generarte intereses, ¿cómo? Pues solo basta con que te atrases una vez en el pago de tu tarjeta o que solo pagues el mínimo, para que ésta te cobre por no saldar correctamente.

 

Así que, asegúrate de realizar el pago antes de la fecha final y de siempre depositar el “mínimo para no generar intereses”.

 

4.- Sobregirar tu tarjeta

 

Puede ser que aun tengas libre un poco de límite de crédito, pero recuerda que el establecimiento en que compres tomará el total del valor del artículo y no solo un poco del dinero mes con mes, lo que puede hacer que sobregires tu tarjeta.

 

 

Para que esto no te pase y tampoco rebases el 50 por ciento del límite, ya que esto afecta tu Score crediticio, verifica si realmente tienes espacio para pagar lo que deseas comprar.

 

5.- Hacer compras innecesarias

 

“Sí lo puedo pagar”, “seguro en algún momento lo voy a necesitar” y otras frases parecidas nos pueden meter en un gran aprieto a la hora de hablar de meses sin intereses, porque se nos hará fácil comprar, porque los pagos serán igual: fáciles.

 

 

Pero, recuerda que es una deuda más en tu tarjeta de crédito, así que piensa dos veces antes de adquirir algo y asegúrate de que realmente lo necesitas.

 

¿Te gustó el artículo? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments