Sigo sin poder pagar mis créditos, ¿qué hago?

 

La crisis económica que trajo el COVID-19 no se resolverá de la noche a la mañana, eso es cierto. Con esto, muchas personas se han atrasado con el pago de sus créditos e, incluso, han dejado de pagar, lo cual repercutirá directamente en su historial y Score crediticio.

 

Si eres una de esas personas, este artículo te interesa, ya que te diremos qué debes hacer para poder resolver tu situación:

 

1.- Reconfigura tu presupuesto

 

Siempre, siempre, hay gastos que podemos eliminar y, seguramente, si te sientas a pensar en ello, encontrarás a qué puedes dejar de destinarle parte de tus ingresos cada mes, la cual te ayudará a seguir pagando deudas.

 

 

Si tienes familia, hazlos partícipes de esta reconfiguración, con el objetivo de que todos estén en la misma línea y hagan los recortes necesarios. Hazles ver la importancia de pagar deudas y de prescindir de algunos gastos.

 

2.- Paga el mínimo

 

Aunque pagar solo el mínimo no ayuda del todo a tu Score, ni reduce tu deuda, sí mantendrá tu historial limpio, ya que no habrá retrasos ni faltas de pago, por lo que habrá más probabilidades de que en el futuro puedas acceder a nuevos créditos.

 

 

Pero, si la reconfiguración de tu presupuesto lo permite, intenta abonar más que eso, para que los intereses no lleguen a hacer que tus deudas se vuelvan impagables.

 

3.- Negocia

 

Si de plano no puedes continuar con los pagos mensuales y tampoco sientes que podrás hacerlo en el futuro cercano, lo mejor será negociar con la institución financiera.

 

 

Seguramente, la entidad te propondrá hacer una reestructuración, la cual se verá reflejada en tu historial, pero no te afectará mucho, ya que refleja que tienes disposición para pagar, a pesar de las dificultades en las que te encuentras.

 

Recuerda que lo más importante es que encuentres una solución que te permita continuar con tus pagos, sin sobreendeudarte, para que puedas mantener tu historial de crédito sin mancha.

 

¿Qué NO debes hacer?

 

Como en todo, puede ser que estés tentado a hacer algunas cosas que, a largo plazo, terminarán afectando tus finanzas y tu información crediticia, así que aquí te decimos que no debes hacer en este momento:

 

1.- Pagar una tarjeta de crédito con otra. Esta práctica lo único que hace es que incrementes tu deuda, ya que disponer de dinero de una tarjeta genera intereses. Además, solo estarás dándole la vuelta al mismo dinero y jamás saldrás de ese círculo.

 

2.- Endeudarte. Pedir un préstamo para tener liquidez momentánea es una pésima idea. Si quieres pedir un crédito debe ser para pagar una o varias deudas y el interés tiene que ser menor al que manejas actualmente.

 

 

3.- Dejar de pagar. No importa lo mal que te encuentres en este momento, dejar de pagar, sin intentar negociar, es lo peor que puedes hacer, ya que manchará de una forma muy importante tu historial crediticio.

 

¿Te gustó el artículo? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Facebook Comments