3 opciones para pagar tus deudas bancarias

3 opciones para pagar tus deudas bancarias

 

Debido a la crisis económica y de salud que se espera en el país por la llegada del COVID-19, estamos seguros que estás preocupado sobre qué harás para pagar tus deudas bancarias.

 

Es por eso que en este artículo te diremos tres opciones que tienes para hacerlo, sin afectar tus finanzas actuales.

 

1.- Solicita un aplazamiento de deuda

 

Ante esta crisis, los bancos han dado a conocer que aplazarán las deudas de sus clientes hasta por seis meses, dependiendo de la institución. Esto, aplica a tarjetas de crédito, préstamos personales y créditos hipotecarios, automotrices y de nómina.

 

 

Con esta acción, los bancos buscan minimizar el impacto que tendrá el COVID-19 en las finanzas de sus usuarios y de ellos mismos, ya que con esto reducirán las posibilidades de que sus clientes caigan en cartera vencida.

 

Puedes solicitar el aplazamiento de tu deuda a través de los números telefónicos de tu institución bancaria, en tu banca en línea o directamente en sucursal, siempre y cuando estés al corriente con tus pagos.

 

Solo ten en cuenta que, como siempre, debes revisar con cuidado las condiciones que te ofrecen, con el objetivo de saber si es beneficioso para ti o si necesitas buscar otra opción.

 

 

2.- Consolidación de deuda

 

Esta opción te permite agrupar tus deudas en una sola que te cobre menos intereses de los que actualmente estás pagando. Esto, es de gran ayuda en estos momentos, ya que, además de pagar tus créditos, te permite ahorrar, lo cual es sumamente importante.

 

Por ejemplo, supongamos que debes 50 mil pesos en una tarjeta clásica y quieres pagarlos a 36 meses. Con el banco, al final, pagarías 49 mil 973 pesos, solo de intereses, mientras que con la tasa promedio anual de yotepresto.com estarías pagando unos 16 mil 803 pesos.

 

Usa nuestra calculadora y descubre cuánto puedes ahorrar

 

Esta opción también te ayudará a tener finanzas mucho más ordenadas, ya que solo deberás saldar una deuda fija y no varias con pagos variables. Además, tú puedes elegir el plazo, que va de seis a 36 meses, por lo que no necesitas ampliar el tiempo de tu deuda.

 

 

Puedes acceder a este beneficio totalmente en línea, lo que significa que no necesitas salir de tu casa. Solo recuerda que un requisito indispensable es tener un excelente historial crediticio.

 

3.- Meses sin intereses

 

Si durante este tiempo necesitas utilizar tu tarjeta de crédito para pagar en instituciones de salud y te preocupa tu estado de cuenta del siguiente mes, algunos bancos también pusieron a tu disposición diferir a meses sin intereses este tipo de gastos.

 

Lo único que requieres es llamar a los números de atención al cliente y solicitarlo. Claro está que el banco puede negarte este beneficio si tus pagos no estaban al corriente antes de esta situación.

 

 

Además, recuerda que solo son realmente meses sin intereses si realizas tus pagos puntualmente y pagas, por lo menos el “mínimo para no generar intereses” que viene en tu estado de cuenta.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Cuál de estas opciones utilizarías? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Comentarios

comentarios