Asegura tu PyME

Asegura tu PyME

 

Si tienes o estás a punto de crear una pequeña y mediana empresa (PyME), debes comenzar a considerar que necesitas un seguro que la respalde de cualquier eventualidad.

 

Y, como no siempre tenemos claro qué y qué podemos asegurar, aquí te diremos algunas cosas que, tal vez, quieras considerar proteger.

 

1. Inmuebles y contenido

 

Puedes asegurar el inmueble en el que se encuentra tu PyME y lo que hay dentro de él, por ejemplo, computadoras, mercancía, material de laboratorio, muebles, pinturas, entre muchas otras cosas.

 

 

Esto, te apoyará en caso de que tu negocio sufra un robo o haya un desastre natural, como inundación, terremoto, ciclón, entre otras cosas.

 

Sólo recuerda que, normalmente, para que tu seguro cubra los bienes, debes contar con un inventario completo y la factura de cada uno de ellos.

 

2. Empleados

 

Puedes proteger a tus empleados contra accidentes de trabajo. Esto, puede ser una prestación que se sume a su seguro social o de gastos médicos mayores y puede evitarte algunos dolores de cabeza posteriores.

 

 

Los seguros de responsabilidad civil a empleados son recomendados, sobre todo, si tienes un negocio de construcción, producción o alguno que ponga en peligro la integridad de tu personal.

 

3. Responsabilidad civil

 

Si tu actividad puede causar daños a terceros, puedes protegerte de estos con un seguro de responsabilidad civil, lo cual evitará que desembolses grandes cantidades de dinero por algo que pudiste prever.

 

 

Este tipo de protección debe contratarse si tu empresa es de construcción o de cualquiera que implique el uso de maquinaria pesada, la cual puede dañar calles o inmuebles cercanos al lugar en donde te encuentras trabajando.

 

4. Traslado de mercancía

 

Durante los traslados, tu mercancía puede estar expuesta a distintos percances, por ejemplo, robos, incendios, descarrilamientos, volcaduras o hundimientos, si es que se transportan en embarcaciones.

 

 

Es por ello que asegurarla nunca está de más, ya que puedes evitar desembolsar grandes cantidades de dinero, en caso de que tu mercancía sufra cualquier tipo de accidente.

 

5. Flotilla

 

Si tienes una flotilla de automóviles, ésta también puede asegurarse, sin necesidad de contratar una protección para cada uno de los vehículos, esto hará que sea mucho más económico.

 

Como en los seguros regulares para automóviles, tú podrás elegir cuál tipo de cobertura quieres, desde la de daños a terceros hasta la ampliada, la cual, claramente, siempre es la mejor.

 

Recuerda, antes de contratar este tipo de seguros, verificar cuál realmente necesitas, dependiendo del giro de tu negocio y los insumos que posees. Además, no olvides verificar las coberturas y entender muy bien cómo puedes usarlo.

 

Por otra parte, si estás buscando un préstamo personal para hacer crecer tu negocio, considera los préstamos de persona a persona, una alternativa que ofrece tasas más bajas que las del sector tradicional.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Tienes algún seguro contratado para tu empresa? ¿Cuál crees que se ajusta más a tus necesidades en este momento? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Comentarios

comentarios