Cancela correctamente tus créditos

Cancela correctamente tus créditos

 

Una de las cosas que pueden afectar tu historial crediticio es no cancelar correctamente tus créditos, ya que te seguirán generando intereses, aunque tú creas que ya no debes pagar.

 

Sí, lo sabemos, en teoría las instituciones financieras deberían cerrarlos sin mayor complicación, pero muchas veces no es así, sobre todo cuando terminas de pagarlo anticipadamente.

 

Es por eso que en este artículo te diremos cómo cancelar correctamente tus créditos.

 

 

1.- Asegúrate de haber pagado todo

 

Un centavo, esa es la diferencia entre poder cerrar o no tu crédito, ya que aunque solo adeudes eso, la entidad financiera seguirá manteniéndolo y generando intereses ordinarios y moratorios a partir de él.

 

Así que si estás pensando en pagar anticipadamente, asegúrate de saldar completamente la deuda, con pesos y centavos, así no deberás tener problema para cancelar.

 

 

2.- Solicita la cancelación

 

Algunas instituciones financieras no cancelan los créditos directamente cuando los terminas de pagar, por lo que no está demás realizar una llamada para solicitar que lo hagan.

 

Si, entendemos que esto no debería pasar, pero es mejor estar seguro de que tu crédito se canceló en ese momento y no cuando tengas una mala nota en tu historial crediticio.

 

3.- Verifica en tu reporte de Buró de Crédito

 

Las entidades financieras reportan a buró, cada mes, lo que hiciste con tus créditos. Así que, si solicitas el cierre de tu crédito en marzo, seguramente en abril ya aparecerá como tal en tu reporte.

 

Asegúrate de que así es y, en caso de que no, realiza una aclaración con la empresa en la cual tenías el adeudo.

 

Recuerda que las instituciones financieras están obligadas a cancelar tus créditos, siempre y cuando hayas terminado de pagar, sin importar de qué tipo sean, sin ninguna comisión extra por esto.

 

Sin embargo, esto no es todo, también debes estar atento a que se cancelaron otros productos o servicios que, tal vez venían junto con tu crédito y a continuación te decimos cuáles:

 

 

1.- Seguros de vida

 

Si contrataste un crédito hipotecario o personal, seguramente la institución te hizo contratar uno de estos seguros, para que, en caso de que fallecieras a la mitad del préstamo, éste quedara saldado.

 

Puede que ya no te acuerdes, pero, a menos que lo quieras mantener, lo mejor es acercarte a la financiera y verificar si lo tienes contratado aún, antes de que comiencen a cobrarte.

 

2.- Cuenta de débito

 

Si tramitaste un préstamo personal y no tenías una cuenta de débito con esa entidad, seguramente hicieron que tramitaras una, con el fin de depositarte ahí el dinero del crédito y cobrar, ahí mismo, tus mensualidades.

 

Así que, a menos que la vayas a conservar, acude lo más rápido posible a la sucursal para cancelarla, ya que, de no hacerlo, comenzará a cobrarte manejo de cuenta.

 

3.- Cobros domiciliados

 

Asegúrate de que en la siguiente fecha de cobro la entidad no realice la domiciliación como si aun estuvieras pagando el crédito, recuerda que, muchas veces, como estos servicios están automatizados, tardan en ser dados de baja.

 

Sin embargo, una simple llamada debería ser suficiente para que regresen tu dinero y quede cancelado este servicio.

 

 

Recuerda que, si tienes algún problema con el cierre de tu crédito, puedes acudir a la Condusef, en donde te orientarán sobre lo que debes hacer.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Alguna vez te han negado la cancelación de un producto financiero? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Comentarios

comentarios