¿Cuánto tardan en reportarte en Buró de Crédito?

¿Cuánto tardan en reportarte en Buró de Crédito?

 

Como ya debes saberlo, si alguna vez contrataste una tarjeta de crédito o cualquier tipo de préstamo con una institución financiera, estás en Buró de Crédito.

 

Y contrario a lo que muchas personas creen, ser reportado a buró no necesariamente es algo malo, todo radica en qué tan bien o mal has manejado el financiamiento que te han otorgado.

 

 

Si has sido cumplido con tus pagos y rara vez has tenido atrasos, seguramente tendrás un registro positivo, lo que te ayudará a conseguir alternativas de financiamiento con mejores condiciones.

 

Por el contrario, si has dejado de pagar o tienes deudas considerables, tu registro en buró será negativo, lo que te dificultará conseguir créditos con tasas y condiciones atractivas.

 

Aclarado lo anterior, ¿cuánto tardan en reportarte en Buró de Crédito?

 

Desde la apertura

 

Una vez que se abre una cuenta de crédito, sea del tipo que sea, la institución financiera lo reporta a las Sociedades de Información Crediticia (SIC), es decir, a Buró de Crédito y Círculo de Crédito, de ser el caso.

 

Ahora bien, el reporte sobre tu comportamiento se realiza cuando cumples un mes con el crédito, de tal manera que, desde el primer mes, buró ya sabe si pagaste en tiempo y forma o no.

 

 

¿Eso quiere decir que inmediatamente se verá afectado tu historial? Depende. Generalmente, si tienes pocos atrasos y los montos que adeudas son pequeños, es probable que no.

 

Pero si a menudo te atrasas o adeudas montos considerables, en pocos meses es factible que tu historial crediticio lo resienta, ya que ese tipo de comportamientos son los que más lo perjudican.

 

Recomendaciones importantes

 

Si quieres conservar en buen estado tu historial crediticio, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

 

  1. Consulta tu reporte al menos una vez al año. Así podrás conocer cómo te está calificando Buró de Crédito y qué percepción pueden tener las instituciones financieras de ti. También debes consultarlo para prevenir el robo de identidad, es decir, para asegurarte de que nadie esté solicitando un crédito a tu nombre sin tu autorización.

 

  1. Evita solicitar muchos créditos al mismo tiempo. Si realizas varias solicitudes en diferentes instituciones al mismo tiempo, Buró de Crédito puede interpretarlo como una señal de que estás desesperado por conseguir recursos, lo que a su vez puede ser considerado como una alerta para las instituciones otorgantes de financiamiento.

 

  1. Cuida el número de créditos que tienes. Si tienes demasiadas líneas de crédito activas, tu capacidad de pago puede verse comprometida y, por lo tanto, afectar tu historial. Por eso es importante que no adquieras más créditos de los que realmente necesitas. Recuerda que, idealmente, tus deudas no deben representar más del 30 por ciento de tus ingresos.

 

  1. Diversifica tus créditos. Si lo necesitas y puedes hacerlo, procura manejar créditos de diferentes tipos, es decir, tal vez automotriz o hipotecario, ya que esto incrementa tu experiencia crediticia y, como consecuencia, aumenta tus posibilidades de adquirir créditos con mejores condiciones. Pero recuérdalo: no contrates créditos que no puedas pagar.

 

  1. Evita las quitas. En términos generales, las quitas son acuerdos con los que sólo terminas pagando un porcentaje de la deuda original. Desafortunadamente, esta clase de acuerdos afectan seriamente tu historial crediticio, porque, sea como sea, asumiste un compromiso que no cumpliste.

 

¿Te gustó el artículo? ¡Compártelo y déjanos tus comentarios!

 

Comentarios

comentarios