¡Cuidado con los que ofrecen borrarte de buró!

¡Cuidado con los que ofrecen borrarte de buró!

 

Querido lector, salir de Buró de Crédito, la fantasía de millones de mexicanos, es el tema de hoy.

 

Desafortunadamente, aún existe mucha desinformación en torno a esto, tanta, ¡que “hackear buró de crédito” es una consulta popular en Google (es neta, no estamos bromeando)!

 

 

Pero bueno, para no hacernos bolas, comencemos aclarando lo siguiente:

 

1. Cualquier persona que ha contratado un crédito o servicios de telefonía o televisión está en buró, ¡cualquiera!

 

 

2. Estar en buró puede ser positivo o negativo, ¿de qué depende? Entre muchas cosas, de la puntualidad de tus pagos.

 

 

3. Un buen comportamiento crediticio y algo de tiempo es lo único que realmente te ayudará a eliminar (de ser el caso) la pachanga que tienes en tu historial.

 

 

Aclarado lo anterior, debes saber que la propia Condusef ha tenido que alertar a la población de estafadores que, haciéndose pasar por la institución, ofrecen borrarte de Buró de Crédito.

 

¿Cómo actúan?

 

El modus operandi de estos delincuentes es más o menos así:

 

1. Contactan a sus potenciales víctimas en redes sociales o en la calle asegurando que pueden borrarlos o sacarlos de buró. La víctima, más desesperada que un vegano en un restaurante de espadas brasileñas, pide informes y el ratero le comparte un número telefónico.

 

 

2. Una vez que la persona marca al número que le indicaron, los estafadores le piden sus datos personales y un depósito por adelantado para “garantizar su trabajo”. Y aquí viene lo increíble: ¡muchas personas caen!

 

 

3. Como era de esperarse, el estafador desaparece con tu dinero, datos y dignidad, y tú…, para acabarla, sigues en Buró de Crédito con calificación de extraordinario.

 

 

Obviamente esto ocurre por varias razones, pero retomaremos eso en nuestro apartado de conclusiones, así que… ¡sigue leyendo!

 

¿Qué puedes hacer?

 

Si fuiste víctima de estos tipejos, el primer paso es levantar la denuncia correspondiente. Sí, lo sabemos, no es nada alentador, pero ese es el primer paso.

 

Por otro lado, te recomendamos verificar tu reporte de Buró de Crédito con regularidad, no olvides que tienes derecho a consultarlo de manera gratuita una vez al año. Si encuentras algo que no te cuadre, solicita una reclamación, aquí puedes encontrar más información.

 

Conclusiones

 

1. Si quieres “hackear a Buró de Crédito”, lo más probable es que a ti sea a quien terminen “hackeando”.

 

 

2. Si cuidas más los datos de tu teléfono que tus datos personales, fracasaste como adulto.

 

 

Comentarios

comentarios