3 gastos hormiga bancarios

3 gastos hormiga bancarios

 

Cuando hablamos de gastos “hormiga”, normalmente, nos referimos al café que compramos todas las mañanas. Sin embargo, hay otros desembolsos que se pueden catalogar de esta manera.

 

 

Unos de ellos son los que te cobra tu banco y que, te des cuenta o no, están mermando tus finanzas.

 

1. Comisiones por retiro

 

Si alguna vez has necesitado retirar dinero, pero no encontraste un cajero de tu banco, seguramente has tenido que hacerlo pagando una “pequeña” comisión.

 

 

Aunque ésta varía, normalmente es de unos 20 pesos que, aceptémoslo, no parece gran cosa, pero lo es si eres de esos que siempre termina sacando dinero del primer cajero que ve, porque no previene los gastos que hará.

 

Evita este tipo de situaciones e intenta tener una cantidad en efectivo, para no verte en aprietos en el momento de necesitarlo.

 

2. Comisiones por transferencias

 

Algunos bancos te cobran por realizar transferencias interbancarias y, aunque parezca que no es tanto, esos dos pesos, en promedio, que te están cobrando, pueden comenzar a mermar tus finanzas.

 

 

Lo único que necesitas es pensar cuántas de estas operaciones realizas al mes, para comprobar que, tal vez, podrías estar haciendo algo mucho más útil con ese dinero.

 

Lamentablemente, para evitar este gasto lo único que podemos recomendarte es que cambies tu dinero a una institución financiera que no cobre esta comisión, lo cual puede ser un poco complicado para ti, pero te ayudará a ahorrar una cantidad importante.

 

3. Consultas de saldos y movimientos

 

A pesar de que tu banco está obligado a enviarte un estado de cuenta mes con mes, algunas veces necesitamos revisar los saldos o movimientos antes de que lo hagan y es ahí donde encontramos otro gasto “hormiga”.

 

 

Y es que, si no contamos con la banca móvil o en línea, la mayoría de las instituciones bancarias cobran una comisión por darnos esta información en el cajero.

 

Para evitar esto que, regularmente, es de unos 10 pesos, lo único que debes hacer es contratar tu banca por Internet, ya que ahí podrás revisar los saldos y movimientos de forma gratuita.

 

Recuerda que comparar nunca está de más, antes de contratar un producto financiero, y esto debe incluir las comisiones que te cobrarán, por más mínimas que te parezca.

 

Además, existen diversas opciones que te permiten tener una cuenta con pocas o sin comisiones. Para saber más sobre esto, puedes ingresar a nuestro artículo ¿Qué son y cómo te benefician los neobanks?

 

¿Te gustó el artículo? ¿Qué otros gastos “hormiga” bancarios conoces? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Comentarios

comentarios