Guía para crear tu presupuesto anual

Guía para crear tu presupuesto anual

 

No importa cuáles sean tus propósitos financieros para este año, la clave para cumplirlos está en crear un presupuesto anual y, claro, respetarlo.

 

 

Así que, en este artículo te diremos, paso a paso, cómo realizarlo, para que ahora sí puedas ahorrar, invertir o pagar tus deudas.

 

1. Revisa tu liquidez

 

Antes que cualquier otra cosa, debes verificar qué tanta liquidez posees y, para esto, debes sumar todos los ingresos mensuales que recibes y restarle tus deudas, por ejemplo, pagos a tus tarjetas de crédito, hipoteca, préstamos personales, entre otros.

 

 

Con el dinero que te sobra, después de este análisis, podrás realizar tu presupuesto.

 

2. Haz una lista de gastos fijos

 

El pago de tu vivienda, en caso de que sea rentada; los servicios, transporte, comida, estilo de vida, etcétera, son gastos fijos que debes tener en cuenta en tu presupuesto. Hacer una lista de ellos te ayudará a saber en qué debes distribuir la liquidez que ya determinaste en el primer paso.

 

 

3. Distribuye

 

Una vez que hayas completado el segundo paso, debes comenzar a distribuir el dinero en ellos, no olvides destinar el 10 por ciento de tu dinero al ahorro o inversión, esto, en caso de que ya hayas completado tu fondo para emergencias que debe ser igual o mayor a tres meses de tu salario.

 

Además, recuerda que no necesariamente debes gastar todo, reflexiona cuánto has destinado en los últimos meses a cada uno de los gastos y asígnale esa cantidad. El sobrante te ayudará a alcanzar más rápido tu objetivo.

 

4. Considera los gastos extra

 

Cada mes hay algo que nos representa un gasto extra, por ejemplo, en enero tenemos el Día de Reyes y el pago de servicios e impuestos; en febrero el Día de San Valentín, que muchas personas celebran; mientras que en mayo está el Día de la Madre. Piensa en ellos y destínales una parte de tu dinero.

 

5. Elimina los gastos que no necesitas

 

Cuando realizaste la lista, seguramente, aparecieron algunos gastos que haces, pero no necesitas y este es un gran momento para eliminarlos de tu vida. Por ejemplo, ese café que compras todas las mañanas, el cual te puedes preparar en casa a menor costo.

 

 

No te estamos diciendo que no te des un gustito de vez en cuando, pero la clave para alcanzar mucho más rápido tu objetivo está, precisamente, en reducir gastos de los que puedes prescindir.

 

Recuerda que, como todo, hacer un presupuesto requiere de disciplina y compromiso, ya que no basta con realizarlo, sino que debes respetarlo a lo largo del año.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Cuál crees que es el principal obstáculo por el cual las personas no siguen un presupuesto? ¿Crees que hay otro punto que no hayamos mencionado? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Comentarios

comentarios