Guía para entender tu reporte de Buró de Crédito

Guía para entender tu reporte de Buró de Crédito

 

Querido lector, esta ocasión te diremos cómo interpretar tu reporte de Buró de Crédito, ese bello, útil y nada amigable documento que te informa sobre la situación de tus créditos.

 

 

Para ello, nuestro docto equipo editorial se dio a la tarea de elaborar una guía, que, además, te ayudará a identificar posibles irregularidades.

 

¿Listo? ¡Comencemos!

 

1. Solicítalo

 

El primer paso es solicitar tu reporte. Para hacerlo, entra a la página de Buró de Crédito y captura la información que te pedirán. Spoiler alert: ármate de paciencia, porque te van a pedir varios datos para validar tu identidad.

 

 

Si tienes tarjetas de crédito, asegúrate de tenerlas a la mano, ya que te pedirán el número de los plásticos, así como el límite de crédito de cada una de ellas. Si tienes créditos hipotecarios o automotrices, cerciórate de contar con su respectivo número de contrato.

 

2. Verifica tus datos

 

Una vez que tengas acceso a tu reporte, en la parte superior del documento podrás consultar tus datos personales. Asegúrate de que la información esté bien y actualizada.

 

 

Si descubres algún error en la información, por mínimo que parezca, solicita inmediatamente la modificación. De lo contrario, podrías tener problemas al tramitar un nuevo crédito.

 

3. Revisa el resumen de tus créditos

 

En este apartado podrás consultar los nombres de las instituciones con las que tienes o has tenido un crédito, el saldo de cada uno de ellos y su respectivo estatus.

 

 

Asimismo, podrás conocer la fecha estimada en la que se eliminará cada cuenta. ¡Ojo! Si aparece en blanco, quiere decir que no puede eliminarse.

 

Al final de cada cuenta o crédito puede aparecer uno de los siguientes símbolos:

 

  • Una palomita (✓), que quiere decir que vas al corriente (¡bien ahí, crack!).

 

  • Un signo de admiración (¡), que quiere decir que tienes un atraso de 1 a 89 días o que el crédito no ha sido actualizado (más atención ahí, ¡crack!).

 

  • Una espantosa equis (X), que quiere decir que tienes un atraso mayor a 90 días o que el crédito no ha sido actualizado (¡pues qué estás pensando, crack!).

 

Ooobviamente, como en la escuela, mientras más palomitas tengas, tu Score de Crédito será mejor, ya que estos símbolos son una calificación de tu comportamiento crediticio.

 

4. Analiza el detalle de tus créditos

 

Probablemente, este apartado sea el más importante de tu reporte, ¡así que pon mucha atención!

 

 

En primer lugar, verás la información general de cada crédito, lo que te ayudará a ubicarlo. Asegúrate de que, efectivamente, sean créditos que hayas solicitado. De no ser así, presenta la aclaración.

 

También podrás observar de qué monto es cada crédito, cuándo lo solicitaste y cuánto te falta para liquidarlo. Esto último es muy importante, porque, entre menos te falte o entre más créditos hayas terminado de pagar, mejor será tu calificación.

 

Por otra parte, en la última casilla verás números, la letra “U” o un guion (-), que corresponden a qué tan bien o mal has pagado mes con mes. Su significado es el siguiente:

 

  • [1] Al corriente.

 

  • [2] Con atraso de 1-29 días.

 

  • [3] Con atraso de 30-59 días.

 

  • [4] Con atraso de 60-89 días.

 

  • [5] Con atraso de 90-119 días.

 

  • [6] Con atraso de 120-149 días.

 

  • [7] Con atraso de 150 días a 12 meses.

 

  • [9] Con atraso de más de 12 meses.

 

  • [0] Cuenta muy reciente.

 

  • [U] Sin información (esto quiere decir que, por alguna razón, la institución otorgante no reportó ningún comportamiento, ni bueno ni malo).

 

  • [-] Cuenta no reportada en ese periodo (que tiene el mismo significado que el caso anterior).

 

Ten en cuenta que, entre más números amarillos y rojos tengas en tu reporte, menos probable será que te autoricen un crédito, por lo que debes intentar, siempre, pagar a tiempo.

 

5. Checa el detalle de tus consultas

 

En este apartado podrás observar quién ha consultado tu reporte en los últimos meses, lo cual también es muy útil en caso de que tú no hayas autorizado alguna de esas solicitudes. En ese caso, de nuevo, solicita la aclaración.

 

 

No pierdas de vista que tener muchas consultas en poco tiempo afecta tu score, ya que Buró de Crédito puede interpretarlo como una señal de que te encuentras desesperado.

 

Una recomendación final

 

Procura solicitar tu reporte cada tres meses, así podrás identificar oportunamente alguna irregularidad sin afectar tu Score de Crédito.

 

 

Comentarios

comentarios