5 hábitos que mejoran tu score

5 hábitos que mejoran tu score

 

Querido lector, esta ocasión hablaremos de los hábitos que pueden ayudarte a mejorar tu Score de Crédito, hábitos que, como los perritos, puedes adoptar y ser muy feliz por ello.

 

 

Como ya lo hemos explicado anteriormente, el score es una calificación de Buró de Crédito que evalúa qué tan bueno o malo eres manejando tus líneas de crédito o préstamos.

 

Por obvias razones, es uno de los puntos en los que más se fijan las instituciones financieras para determinar a quién sí y a quién no le autorizan un crédito.

 

En resumen, si en algún momento de tu vida necesitas financiamiento, más te vale que tu score sea bueno; de lo contrario, prepárate para ser más bateado que una fan de Maluma.

 

 

Pero no te preocupes, si tu score, al igual que tu ex, es motivo de vergüenza, te informamos que es posible mejorarlo. ¿Cómo? Con estos cinco hábitos.

 

1. Evita compras innecesarias

 

Eduardo Galeano lo dijo fuerte y claro: “vivimos en un mundo donde el funeral importa más que el difunto; la boda, más que el amor, y el físico, más que el intelecto. Vivimos en la cultura del envase, que desprecia el contenido”.

 

 

Antes de comprar cualquier cosa, primero pregúntate si realmente lo necesitas o si lo usarás con frecuencia. Si la respuesta es “no”, entonces NO lo compres, ya que esto podría comprometer tus finanzas, aumentar tus deudas y perjudicar tu Score de Crédito.

 

2. Bájale a tus deudas

 

La mayoría de las deudas son como las canciones de Romeo Santos: prescindibles, irracionales y carentes de valor. ¿Por qué? Porque comprometen tu capacidad de pago, es decir, la cantidad máxima de tus ingresos que debes destinar al pago de deudas.

 

 

Siempre debes tener en cuenta tu capacidad de pago antes de adquirir una nueva deuda, recuerda que las compras a meses se agregaran a tus gastos habituales, como renta, servicios y colegiaturas; así que, antes de asumir cualquier compromiso, pregúntate si realmente puedes seguir endeudándote.

 

3. Paga a tiempo

 

Así como cinco minutos bastan para soñar toda una vida, unas cuantas semanas de atraso en el pago de tus cuentas bastan para comenzar a perjudicar tu score. No pierdas de vista tus fechas de pago y asegúrate de cubrirlas en tiempo y forma.

 

 

Ser puntual con tus pagos es un hábito que te ayudará a mejorar tu Score de Crédito, ya que la puntualidad es una de las variables más importantes para calcularlo. Ármate un calendario de pagos donde especifiques las fechas, los montos y lo que estás pagando.

 

4. Cancela correctamente

 

Los créditos son como las relaciones: una vez que decidiste terminar con ellas (o ellas contigo, según sea el caso), debes hacerlo bien, cerciorándote de que todo quedó resuelto.

 

 

Esto aplica tanto para créditos y préstamos como para tarjetas. Si terminas de pagar un crédito o una tarjeta, en tu reporte de buró deberás asegurarte de que el estatus aparezca como cuenta cerrada; de no ser así, comunícate inmediatamente y presenta la aclaración correspondiente.

 

5. Consulta tu historial

 

Por último, aunque no menos importante, verifica cada año tu Reporte de Crédito Especial para monitorear las cuentas que están a tu nombre, de esta manera, sabrás si tienes un crédito atrasado.

 

 

Recuerda que cada 12 meses tienes derecho a consultar tu reporte de manera gratuita. Hazlo, te será útil tanto para evaluar tu comportamiento crediticio como para identificar a tiempo movimientos sospechosos o realizados por alguien más.

 

Conclusiones

 

1. Mejorar tu Score de Crédito es como tu propósito de ir al gym: puede parecer difícil, pero no es imposible.

 

 

2. Nuestro equipo editorial odia el reguetón y la bachata.

 

 

Comentarios

comentarios