5 metas financieras que debes cumplir antes de los 40

5 metas financieras que debes cumplir antes de los 40

 

Llegar a los 40 no tiene que ser traumático ni sumergirte en una terrible crisis… siempre y cuando hayas sido cuidadoso con tus decisiones, sobre todo con aquellas que tienen que ver con tu dinero.

 

 

Por eso, aquí te compartimos cinco metas financieras que debes procurar cumplir antes de llegar al cuarto piso. ¡Échales un ojo, más vale prevenir!

 

1. Ahorra para la universidad de tus hijos

 

 

Sí, sabemos que cada vez son más las personas que quieren tener perros o gatos antes que hijos, pero si ese no es tu caso y quieres que tus hijos estudien en una universidad privada, ¡prepárate!

 

¿Sabías que un semestre en una universidad privada puede costar más de 100 mil pesos? Eso, sin contar actividades extracurriculares, libros y un largo etcétera.

 

Claro, no sería realista pretender cubrir cada centavo, pero algo que sí puedes hacer es anticiparte y destinar una parte de tus ahorros para la educación de tus hijos.

 

2. Revitaliza tu carrera profesional

 

 

La mayoría de la gente alcanza su nivel máximo de ingresos a los 40 años. Entonces, ¿por qué preocuparte por revitalizar tu desarrollo profesional? Porque todo lo que sube, tiene que bajar.

 

De acuerdo con diversas investigaciones, una vez alcanzado este punto, las personas comienzan a percibir cada vez menos ingresos y las oportunidades laborales comienzan a ser escasas.

 

¿Qué puedes hacer? Aprovecha tu experiencia para ofrecer servicios de manera independiente y aprende nuevas habilidades que te ayuden a mantenerte vigente en el ámbito profesional.

 

3. Busca nuevas fuentes de ingresos

 

 

¿Alguna vez has pensado qué pasaría si te quedas sin trabajo o si tu negocio atraviesa por una mala racha? ¿Tienes otras fuentes de ingresos que te ayudarían en esos casos? De no ser así, ¡aguas!

 

No pierdas de vista que no hay nada más peligroso que un empleo o negocio “seguro”. ¿Por qué? Porque estás poniendo todos los huevos en la misma canasta, ¡una pésima idea!

 

En lugar de eso, procura diversificar tus ingresos. Busca proyectos que te permitan ganar dinero extra y empieza a invertir (y si ya estás invirtiendo, sigue haciéndolo).

 

Es fácil invertir mejor, ¡empieza aquí!

 

4. Ahorra para esas vacaciones que tanto anhelas

 

 

¿Cuánto tiempo piensas esperar para tomar esas vacaciones que siempre has querido? ¿Aceptas un consejo? No lo dejes para después, ¡empieza a planearlo hoy mismo!

 

Piénsalo por un momento: si has sido responsable, a los 40 tus finanzas y tu energía se encuentran en total plenitud. ¡Aprovecha este momento, quizá más adelante sea más complicado!

 

De nueva cuenta, la clave es anticiparte. Investiga cuánto dinero necesitas y ahorra en medida de tus posibilidades. Por supuesto, mientras más rápido empieces, mejor.

 

5. Liquida tus deudas

 

 

Tener deudas pendientes siempre será una pésima idea, pero lo es aún más una vez que has llegado a los 40, porque, como ya lo has visto, esta etapa de tu vida es decisiva para tus finanzas.

 

Obviamente algunas deudas son más difíciles de liquidar (por ejemplo, un crédito hipotecario), por eso te sugerimos empezar por aquellas cuyos montos te resulten más accesibles. Un paso a la vez.

 

En ese orden de ideas, échale un ojo a tus tarjetas de crédito. Si lo que ves no te gusta, o incluso te asusta, busca alternativas para primero consolidar esa deuda.

 

¿Quieres consolidar deudas? ¡Haz clic aquí!

 

Comentarios

comentarios