5 mitos sobre Buró de Crédito

5 mitos sobre Buró de Crédito

 

Querido lector, hoy hablaremos de algo que históricamente ha sido motivo de horror y de interminables pesadillas para millones de mexicanos. Sí, nos referimos a Buró de Crédito.

 

 

En México, la falta de claridad en la información referente al crédito y la escasa cultura financiera han creado una interminable serie de mitos en torno a Buró de Crédito que, como la alianza entre Televisa y Netflix, urge erradicar.

 

 

Por eso, esta ocasión, nuestro gallardo equipo editorial preparó la siguiente lista, donde, con divertidos gifs y uno que otro chascarrillo, trataremos de desmitificar esas falsas y extendidas creencias que muchos mexicanos tienen respecto a buró.

 

Sin mayor preámbulo, ¡comencemos!

 

1. Es una empresa del gobierno

 

Afortunadamente no, porque, además de que ya le habrían cambiado el nombre por uno superc…urioso, obviamente se prestaría para interpretaciones y suspicacias de todo tipo.

 

 

En realidad, Buró de Crédito es una Sociedad de Información Crediticia (SIC) que recopila, gestiona y entrega información sobre el historial crediticio de particulares y empresas.

 

2. Es una lista negra

 

De los creadores de teorías conspirativas que involucran a los iluminatis y reptilianos, así como a la familia Rockefeller, llega “Buró de Crédito: la lista negra de los bancos”.

 

 

Ya lo hemos dicho muchas veces, pero va de nuevo: prácticamente, cualquier persona que contrata un crédito o servicio de telefonía está en buró, pague o no pague, sea puntual o no con sus pagos.

 

3. Te boletina

 

Falso, falso, falso. A diferencia de Daniel Bisogno, Buró de Crédito no anda por ahí regando públicamente los íntimos secretos y pecadillos (financieros) de las personas.

 

 

En realidad, lo único que hace buró es proporcionar información sobre tu historial crediticio a quienes la solicitan, algo que, por cierto, tú autorizas cuando pides o adquieres un crédito.

 

4. Si estás en buró, no te dan créditos

 

De hecho, es al revés: si no estás en buró, difícilmente podrás acceder a alternativas de financiamiento, ya que las entidades financieras no podrán evaluar tu perfil crediticio.

 

 

En otras palabras, no se trata de estar o no estar en buró, sino de cómo estás en buró. Si tu historial es bueno, tendrás más posibilidades de obtener créditos con mejores condiciones, ¡no lo olvides!

 

5. Si dejas de pagar, se borra tu información

 

¡Ternurita! ¡Por supuesto que no! Si dejas de pagar, tu información en buró, como líder sindical, permanecerá ahí, inamovible, firme, inapelable… hasta que te mueras, pues, para dejarlo claro.

 

 

Sólo aquellas deudas que pagues, sea por tus propios medios o a través de reparadoras de crédito, son las que, con el tiempo, pueden desaparecer, aunque esto depende del monto que adeudes.

 

Conclusiones

 

1. Los mitos son como los políticos: nadie sabe por qué, pero la gente sigue creyendo en ellos.

 

 

2. Buró de Crédito no es una lista negra, sino el reflejo de tu comportamiento financiero.

 

 

Comentarios

comentarios