4 momentos en los que el dinero SÍ compra la felicidad

4 momentos en los que el dinero SÍ compra la felicidad

 

¿Estás convencido de que el dinero no compra la felicidad? Bueno, quizá te sorprenda que una investigación científica sugiere que sí puede hacerlo, particularmente en cuatro momentos:

 

1. Cuando lo gastas para tener más tiempo libre

 

De acuerdo con el estudio, las personas que invierten parte de su dinero en cosas o servicios que les permiten tener más tiempo libre son más felices que las que no lo hacen.

 

 

¿Todavía no estabas seguro de contratar a alguien para que te ayude con las labores del hogar? Bueno, pues aquí tienes una buena razón para hacerlo.

 

2. Cuando lo gastas en experiencias

 

Los investigadores de la Universidad Estatal de San Francisco también descubrieron que las experiencias, como ir a un concierto, generan más felicidad a largo plazo que los bienes materiales.

 

 

De acuerdo con la investigación, con el paso del tiempo, la felicidad que provocan los bienes materiales se desvanece, mientras que la que generan las experiencias es mucho más duradera.

 

Conoce el mejor préstamo online

 

3. Cuando lo gastas en compañía de alguien más

 

El ser humano es social. De hecho, está demostrado que tener relaciones sanas con otras personas puede hacer que una persona viva más tiempo (y que la soledad puede ser letal, por cierto).

 

 

En ese orden de ideas, parece ser que las personas que gastan su dinero cuando están acompañadas tienden a ser más felices que las que lo gastan sin compañía de alguien más.

 

4. Cuando lo gastas en alguien más

 

Los investigadores repartieron dinero entre los participantes y luego crearon dos grupos. Los del primer grupo debían gastarlo en sí mismos, mientras que los otros debían gastarlo en alguien más.

 

 

¿Cuál fue el resultado? Los integrantes del segundo grupo registraron un mayor índice de satisfacción y felicidad que los integrantes del primer grupo.

 

Y la conclusión es…

 

Al final de cuentas, la felicidad no radica en cuánto dinero tengas, sino en cómo lo aprovechas para hacer cosas que realmente te satisfacen y te hacen sentir pleno, ¡toma nota!

 

Consigue la tasa más baja en préstamos

 

Comentarios

comentarios