6 pasos para mejorar tu Score de Crédito

6 pasos para mejorar tu Score de Crédito

 

Querido lector, hoy averiguaremos cómo puedes mejorar tu Score de Crédito, esa calificación que revela, para bien o para mal, tu comportamiento crediticio.

 

 

Cómo ya lo hemos mencionado anteriormente, tener un buen score es muy importante, ya que, generalmente, eso te permite acceder a mejores condiciones de financiamiento.

 

Por el contrario, si tu score es bajo, probablemente tengas que recurrir a instituciones o particulares que te ofrecerán créditos con tasas más ofensivas que las ruedas de prensa con el Tuca Ferreti.

 

 

Por eso, nuestro valeroso equipo editorial se dio a la tarea de investigar qué puedes hacer en caso de que tu score, como la vida amorosa de nuestro editor, no sea precisamente motivo de orgullo, así que, ¡allá vamos!

 

1. Paga a tiempo

 

 

Aunque obvio, no deja de ser el paso más importante. Comienza a cumplir con los pagos de tus créditos a tiempo. Evita continuar retrasándote, sin importar si sólo es un día; de lo contrario, tu score seguirá bajando y cada vez será más difícil recuperarlo.

 

2. Acércate a las instituciones

 

 

Si tienes créditos que de plano ya no puedes pagar, acércate con la institución a la que le debes y negocia un plan de pagos, con esto demostrarás voluntad de pago, algo que valoran tanto las entidades financieras como Buró de Crédito.

 

3. Ponte al corriente

 

 

Si conseguiste llegar a un acuerdo, realiza tus pagos puntualmente, ya que, de no hacerlo, algunas instituciones financieras suelen endurecer sus estrategias de cobranza. Eso sin contar que seguirás afectando tu Score de Crédito.

 

4. Vigila tu capacidad de pago

 

 

No olvides que un crédito es un gasto recurrente, así que agrégalo en tu presupuesto mensual, junto con el pago de servicios como la luz, el agua y las colegiaturas; de esta manera, desarrollarás el hábito de conservar el dinero que necesitas para pagarlo puntualmente.

 

5. Evita pedir más créditos

 

 

Mientras te pones al corriente con tus pagos, ¡deja que tu score respire! Evita solicitar más créditos, ya que entre más tengas, menor será tu capacidad de pago, ya que tu dinero se irá en pagar puras deudas. Paciencia y disciplina, ¡tómalo en cuenta!

 

6. No adquieras más créditos que no necesites

 

 

Una vez que tu score haya mejorado, seguramente más de alguna una institución te ofrecerá créditos con tasas bajas. Sin embargo, asegúrate de adquirir sólo aquellos que realmente necesites, no te dejes llevar por la tentación (líbrate de la deuda, amén).

 

Conclusiones

 

1. Mejorar tu score es como ponerte dieta: puede ser lento y frustrante, pero vale la pena hacerlo.

 

 

2. Los créditos son como el amor: no existe peor error que buscarlos cuando estás desesperado.

 

 

Comentarios

comentarios