Tarjeta de crédito: ¿aliada o enemiga de tu score?

Tarjeta de crédito: ¿aliada o enemiga de tu score?

 

Querido lector, las tarjetas de crédito, esos plásticos tan inofensivos como tu tío con cinco cubas encima en una reunión familiar, es el tema de hoy.

 

 

Pero esta ocasión no hablaremos de sus tasas abusivas ni de las comisiones altísimas que nos cobran, ¡no señor! Esta vez trataremos de aclarar qué tan buenas o malas son para tu Score de Crédito.

 

Porque sí, así como pueden ser tus aliadas para mejorarlo, también pueden aniquilarlo por completo. ¿De qué depende? De qué tan bien o mal las manejes, y ahí es donde, generalmente, las cosas se complican.

 

 

Y es que los mexicanos no nos distinguimos precisamente por hacer buen uso de estos benditos plásticos, lo que trae como resultado scores de crédito más espantosos que el rostro de Elba Esther estornudando.

 

Bueno, hasta aquí todo claro: si las utilizas mal, las tarjetas son terribles enemigas de tu Score de Crédito. Entonces, ¿cómo lograr lo contrario? Sigue las recomendaciones de este H. equipo editorial:

 

1. Paga a tiempo, creatura

 

 

Empecemos por lo básico. La puntualidad es uno de los factores que más afectan, para bien o para mal, tu score, por lo tanto, asegúrate de tener en mente cuándo es tu fecha de pago y claro, ¡paga puntualmente!

 

2. Dale la vueltita a los intereses

 

 

En otras palabras, trata de ser totalero. Ya si de plano la cosa se complica, aunque sea paga el mínimo, pero, en medida de lo posible, procura pagar el saldo completo, así no comprometerás tu capacidad de pago.

 

3. Contrólate, quieto, ¡quieto!

 

 

Si no sabes a cuánto asciende tu límite de crédito, el primer paso es averiguarlo. Una vez que lo sepas, nunca rebases el 50 por ciento del mismo; de lo contrario, tu Score de Crédito bajará. Vamos, sólo se trata de tener un poco de autocontrol.

 

4. Consérvala y cuídala (quiérela, bésala, mímala)

 

 

Sí, leíste bien, conserva tu tarjeta (perdón por la foto de Verdaguer, pero nuestro editor lo ama). Muchas personas no saben que mientras más tiempo tengan con sus tarjetas, su score es mejor, ya que buró considera la antigüedad que llevan manejando su línea de crédito.

 

5. Infórmate

 

 

No seas del montón que contrata tarjetas sin siquiera conocer las tasas y comisiones que cobran, ¡y no olvides comparar! Infórmate, cuídate, quiérete… ya, ya, perdón.

 

Conclusiones

 

1. Nuestro editor tiene un pésimo gusto musical.

 

 

2. Las tarjetas son como el vino tinto: con moderación, son un excelente aliado, pero si abusas de ellas, tendrás una horrible cruda.

 

 

Comentarios

comentarios