¿Te ofrecen una nueva tarjeta de crédito?

¿Te ofrecen una nueva tarjeta de crédito?

 

Si tienes tarjetas de crédito y te están ofreciendo más, pero no sabes si es bueno o malo para tu historial crediticio, este artículo te interesa.

 

Aunque depende de tu capacidad de pago y tu disciplina financiera, entre otras cosas, regularmente se recomienda tener entre una y dos tarjetas de crédito, ya que más pueden afectarte y aquí te decimos por qué.

 

 

1.- Puedes atrasarte

 

Tener otro plástico puede llevarte a atrasarte con tus pagos y no porque así lo quieras, sino porque debes tener presente todas las fechas y eso puede comenzar a complicarse al manejar varias.

 

2.- Es más fácil sobreendeudarte

 

Si comienzas a olvidar tus fechas de pago o a saldar solo el mínimo en tus tarjetas, tu nivel de sobreendeudamiento crecerá mucho más rápido, ya que todas acumularán intereses que, claro está, no serán bajos.

 

 

3.- Comprometerán buena parte de tus ingresos

 

Tus deudas no deben superar el 30 por ciento de tus ingresos. Pero, seguramente, tener más de dos tarjetas de crédito hará que, en ocasiones, rebases este porcentaje, sobre todo si se juntan varias anualidades en un solo mes, lo cual te dejará sin suficiente flujo de efectivo.

 

Estos tres puntos, además de ser malas noticias para tus finanzas, son malas noticias para tu historial de crédito, ya que si comienzas a atrasarte con tus pagos tu score comenzará a bajar, y tener más de dos tarjetas de crédito puede hacerle pensar a Buró de Crédito que estás sobreendeudado, aunque no sea así, y éste puede bajar tu calificación.

 

Recuerda que antes de aceptar una nueva tarjeta de crédito debes preguntarte lo siguiente:

 

1.- ¿Qué tan endeudado estás?

 

Esa es una pregunta que debes hacerte antes de aceptar otra tarjeta de crédito, porque si la respuesta es “mucho”, no es una buena idea comprometerte con otro plástico, sino que deberías estar pensando en cómo salir de las deudas que ya tienes en este momento.

 

 

2.- ¿Para qué la quieres?

 

Si utilizarás la tarjeta, mayormente, para poder llegar a fin de mes, porque tu sueldo no te alcanza, NO la aceptes, ya que es un crédito y no una extensión de tus ingresos. Sin embargo, si planeas usarla para acceder a promociones o como respaldo para imprevistos, es probable que aceptarla sea una buena idea.

 

 

3.- ¿Te conviene?

 

Revisa la tasa de interés que te ofrecen, la anualidad y todas las demás comisiones que tu nueva tarjeta de cobrará, así podrás decidir si realmente te conviene aceptarla o lo mejor será que dejes pasar la “oferta” que te está haciendo el banco.

 

Tramitar una nueva tarjeta de crédito debe ser algo que no debes tomar a la ligera, así que reflexiona muy bien antes de hacerlo.

 

¿Te gustó el artículo? ¿Qué más deberías tener en cuenta antes de aceptar un nuevo plástico? ¡Compártenos tus comentarios!

 

Comentarios

comentarios