10 tips de un millonario para los recién graduados

10 tips de un millonario para los recién graduados

 

Hace algunos meses te compartimos la historia de Grant Sabatier, quien contra todo pronóstico logró hacer su primer millón de dólares a los 30 años de edad.

 

En esta ocasión, te presentamos diez consejos de Sabatier para quienes han terminado su formación universitaria y desean alcanzar el éxito financiero.

 

1. Ahorra al menos 20 por ciento de tu sueldo

 

 

Procura ahorrar por lo menos entre 20 y 25 por ciento de tu sueldo y diviértete lo más que puedas con el resto de tu dinero.

 

Gasta libre de toda culpa sabiendo que estás ahorrando más que la mayoría de la gente y que estás dando un enorme paso hacia la construcción de tu riqueza.

 

2. Vigila tu dinero y tus inversiones

 

 

Utiliza aplicaciones gratuitas que te permitan realizar un seguimiento puntual de tu ahorro, tus gastos y tus inversiones.

 

Si vigilas de manera consistente y constante tu ahorro, así como los rendimientos de tus inversiones, te sentirás motivado a ahorrar más.

 

3. No esperes el trabajo perfecto

 

 

Muchas personas esperan una gran oportunidad. En lugar de eso, entra en el juego cuanto antes: crea o produce algo, desarrolla una red de contactos y consigue un trabajo que sea similar al que deseas tener más adelante.

 

Por ejemplo, si quieres ser guionista, empieza a escribir tanto como puedas y consigue un trabajo en una agencia o en un estudio. Si no lo consigues, busca un trabajo de medio tiempo en lugares a los que habitualmente asisten los guionistas.

 

Muévete a la ciudad donde esté el trabajo que deseas y empieza a crear una red de contactos. La mayoría de las oportunidades vienen a través de conexiones o relaciones personales.

 

4. Toma riesgos

 

 

En serio, muchos a sus 22 años suelen ser demasiado conservadores. Que no te de miedo cometer errores, así es como aprenderás y crecerás.

 

La mayoría de las personas tienen diferentes empleos o trabajos antes de encontrar el ideal, que, por cierto, muchas veces es uno que ni siquiera habían imaginado.

 

No te presiones. Mientras estés aprendiendo y creciendo, lo lograrás.

 

5. Reduce tus gastos

 

 

Haz todo lo posible por reducir los gastos de vivienda, sea para rentar o para comprar. Si consigues ahorrar algo de dinero, inviértelo.

 

Otros gastos que debes reducir son los relacionados con la comida y con el transporte. Busca alternativas económicas que te permitan cubrir estas necesidades.

 

Haz crecer tu dinero, ¡empieza a invertir!

 

6. Invierte (aunque estés pagando un crédito universitario)

 

 

Muchos temen invertir o creen que deben hacerlo hasta que hayan pagado una deuda. Esto es un mito, echa un vistazo a mi estrategia de inversión con la que logré aumentar mis activos de 2.26 dólares a un millón en cinco años.

 

El tiempo es la mayor ventaja de inversión para todos, aprovéchalo. No esperes hasta que “estés haciendo más dinero”, porque si empiezas a invertir a los 30, tendrás que ahorrar al menos de dos a cinco veces más para construir la misma riqueza que habrías construido si hubieras empezado a los 22, ¡empieza ahora!

 

7. Desarrolla nuevas habilidades

 

 

El hecho de que hayas terminado la universidad no quiere decir que tengas que dejar de aprender.

 

Procura desarrollar las habilidades que serán más solicitadas en un futuro. Las oportunidades se crean a través de las conexiones y de tus habilidades.

 

Con internet es fácil aprender casi cualquier cosa y gratis, aprovéchalo y aprende al menos dos nuevas habilidades cada mes.

 

8. Considera refinanciar tu crédito universitario

 

 

Muchos créditos universitarios cobran altas tasas de interés, así que es posible ahorrarse muchísimo dinero refinanciando la deuda.

 

Primero revisa cuánto debes y qué tasa de interés te están cobrando (no tengas miedo, es mejor saber dónde estás parado). Una vez que sepas esto, busca una alternativa que te permita refinanciar el crédito con una tasa más baja.

 

9. Liquida tus deudas

 

 

Tan pronto como te sea posible, liquida tu crédito universitario y lo que debes en tu tarjeta de crédito. Si dejas pasar más tiempo, tendrás más pretextos para seguir aplazando tus deudas.

 

Si tienes más de una tarjeta, paga primero la que te cobre la tasa de interés más elevada.

 

10. Busca fuentes de ingresos adicionales

 

 

Muchas personas creen que su trabajo de tiempo completo es suficiente y que realizar algo más es demasiado difícil. Cada ingreso adicional que obtengas hoy te puede generar un extra más adelante.

 

Además, cuando tienes diferentes fuentes de ingreso, ganas más dinero y diversificas el riesgo, por lo que, si llegas a perder un ingreso, tienes la tranquilidad de que cuentas con otros más.

 

Hoy puedes empezar a invertir, ¡haz clic aquí!

 

Comentarios

comentarios