Tranquilidad financiera: estrategia para tiempos difíciles

Tranquilidad financiera: estrategia para tiempos difíciles

 

Tenemos motivos para estar preocupados: enfrentamos una terrible pandemia, el panorama económico es incierto y nadie sabe a ciencia cierta cuándo podremos regresar a la normalidad.

 

En un contexto así, ¿podemos hacer para conservar nuestra tranquilidad financiera? Afortunadamente, la respuesta es un contundente SÍ.

 

 

¿Cuál es la mejor estrategia para enfrentar tiempos difíciles como el que estamos atravesando? Aquí te la explicamos en tres pasos:

 

1. Identifica al enemigo

 

De todos tus gastos, los que representan una seria amenaza para tus ingresos son aquellos que tienen que ver con deudas de tarjetas y préstamos bancarios, básicamente por lo siguiente:

 

a) Absorben gran parte de tus ingresos: generalmente, más del 30 por ciento de lo que ganas.

 

b) Te dejan sin liquidez: lo que compromete tu capacidad de pago y ahorro para emergencias.

 

c) Podrías evitarlos: incluso en estos momentos (más adelante te diremos cómo).

 

d) Son variables: lo que dificulta calcularlos, controlarlos y prevenirlos.

 

e) Son caros: porque te cobran tasas del 40 por ciento o más.

 

 

Bien, ya identificamos al principal enemigo de tu tranquilidad financiera, ahora pasemos al siguiente paso.

 

2. Elige la táctica más adecuada

 

Afortunadamente existen dos alternativas eficaces y ampliamente probadas para gestionar tus deudas:

 

  • Consolidación de deudas. Es decir, pagar dos o más tarjetas de crédito o préstamos bancarios con una tasa más baja.

 

  • Transferencia o sustitución de deudas. Que básicamente es hacer lo mismo que el caso anterior, pero con una sola deuda, sea de tarjeta o préstamo bancario.

 

Toma el control de tus finanzas, ¡consolida tus deudas!

 

 

Ambas opciones ofrecen atractivos beneficios, de los cuales, estos son los más relevantes:

 

a) No te descapitalizas. Ya que, al obtener una tasa más baja, automáticamente pagas menos intereses.

 

b) Tienes más liquidez. Es decir, tienes más dinero disponible para ahorrar o cubrir emergencias reales e inmediatas.

 

c) Retomas el control de tus finanzas. Con pagos fijos y plazos de hasta 36 meses.

 

A ver, a ver… ¿y los bancos? Ellos también están ofreciendo otras alternativas, ¿no?

 

Bueno, como ya debes saberlo, varios bancos han puesto en marcha dos esquemas de apoyo, uno con el que puedes diferir tus compras y otro con el que te ofrecen compras a meses sin intereses. Sin embargo, es muy importante que consideres lo siguiente:

 

  • En la mayoría de los casos, si difieres pagos, vas a pagar intereses (¡y qué intereses).

 

  • Los meses sin intereses sólo aplican para productos o servicios relacionados con salud.

 

  • Si difieres tus pagos o eliges los meses sin intereses, comprometes tus ingresos y limitas tu capacidad de pago a corto plazo.

 

 

En resumen, existen diferentes alternativas. ¿Cuál es la mejor? Eso dependerá de cada caso, pero creemos que otorgar una tasa más baja y justa, sobre todo en estos momentos, representa un apoyo más efectivo que diferir pagos con intereses elevados y que ofrecer meses sin intereses de manera selectiva, ¿no crees?

 

¡Vayamos al siguiente paso!

 

3. Busca al mejor aliado

 

Ok, ya sabes quién es el principal enemigo de tus finanzas y qué tácticas puedes utilizar, ahora lo que sigue es encontrar un buen aliado, que, por supuesto, puede ser una fintech como nosotros.

 

¿Por qué consolidar o transferir tus deudas con nosotros? Te damos cinco razones:

 

  1. Puedes ahorrarte hasta la mitad de intereses. En promedio, logramos reducir más de 20 puntos las tasas que originalmente pagaban nuestros clientes por sus tarjetas y préstamos bancarios.

 

  1. Siempre pagas lo mismo. Tus pagos son fijos, ¡protégete de tasas de interés variables que más adelante pueden comprometer tu tranquilidad financiera!

 

  1. Cómodos plazos y sin castigos. De 6 a 36 meses para pagar y sin penalizaciones por adelantar pagos o por liquidar de manera anticipada.

 

  1. Trámite ágil y seguro. Respuesta en un día hábil, trámite totalmente online (#QuédateEnCasa 😉) y gratuito, sin anticipos ni dinero por adelantado.

 

  1. Nos ajustamos a tus necesidades. Puedes consolidar deudas de tarjetas de crédito y/o préstamos personales bancarios de 10 mil a 300 mil pesos.

 

El cálculo mostrado en la tabla anterior se realizó al 5 de abril de 2020 con las siguientes consideraciones: 1) Tasa de interés utilizada para los valores correspondientes a la columna “Con el banco” de 63.20 por ciento. 2) Tasa de interés utilizada para los valores correspondientes a la columna “Con yotepresto.com” de 14.90 por ciento.

 

Conserva tu tranquilidad, cambia tus deudas por la tasa más baja

 

Lecciones que no debemos olvidar de todo esto

 

  1. Ahora más que nunca, pagar más intereses de la cuenta es una pésima idea. No son tiempos como para andar regalando nuestro dinero.

 

  1. Esta crisis puede ser un problema o una oportunidad, todo depende de las decisiones que tomemos en este momento.

 

  1. Más que pagos diferidos y meses sin intereses, los mexicanos meremos productos financieros con tasas más justas.

 

Comentarios

comentarios